Indicación de Alérgenos en el etiquetado de alimentos

alergenos

Introducción

En un principio, la normativa sobre etiquetado es bastante sencilla: si en un alimento hay presencia de un producto que tiene la consideración de alérgeno, se ha de informar en la etiqueta, pero en la práctica, el tema es un poco más complicado.
La dificultad la entraña el hecho de que no solo tenemos que informar si el alérgeno es un ingrediente del alimento sino que también si existe una probabilidad significativa de que esté presente en él (por ejemplo por una contaminación cruzada).
Si además queremos no etiquetar como que puede contener un alérgeno un producto que realmente no lo contiene el tema es aún más complejo.

Alérgenos

Empezaremos primero comentando lo que legalmente tiene la consideración de alérgeno.
En el anexo V (relación alérgenos) añadido al R.D. 1334/1999 por el R.D. 2220/2004  y que se modifica finalmente por el establecido en el R.D. 1245/2008 (de 18 de julio, B.O.E nº 184, de 311/7/2008) se definen como alérgenos los siguientes:
1. Cereales que contengan gluten (trigo centeno, cebada, avena, espelta, kamut o sus variedades híbridas) y productos derivados, salvo: a) jarabes de glucosa a base de trigo, incluida la dextrosa b) maltodextrinas a base de trigo c) jarabes de glucosa a bases de cebada o de cereales utilizados para hacer destilados o alcohol etílico de origen agrícola para bebidas alcohólicas.
2. Crustáceos y productos a base de crustáceos.
3. Huevos y productos a base de huevos.
4. Pescado y productos a base de pescado, salvo: a) gelatina de pescado utilizada como soporte de vitaminas o preparados carotenoides. b) gelatina de pescado o ictiocola utilizada como clarificante en la cerveza y el vino.
5. Cacahuetes y productos a base de cacahuetes.
6. Soja y productos a base de soja, salvo: a) aceite y grasa de semilla de soja totalmente refinados b) tocoferoles naturales mezclados (E306), d-alfa tocoferol natural y succinato de d-alfa tocoferol natural derivados de soja c) fitosteroles y ésteres de fitosterol derivados de aceites vegetales de soja d) esteres de fitostanol derivados de fitosteroles de aceites de semilla de soja.
7. Leche y sus derivados (incluida lactosa), salvo: a) lactosuero utilizado para hacer destilados o alcohol etílico de origen agrícola para bebidas alcohólicas b) lactitol.
8. Frutos de cáscara, es decir almendras, avellanas, nueces, anacardos, pacanas, castañas de Pará, pistachos, macadamias y nueces de Australia (Macadamia ternifolia y productos derivados, salvo: a) nueces utilizadas para hacer destilados o alcohol etílico de origen agrícola para bebidas alcohólicas.
9. Apio y productos derivados.
10. Mostaza y productos derivados.
11. Granos de sésamo y productos a base de granos de sésamo.
12. Dióxido de azufre y sulfitos en concentraciones superiores a 10 mg/kg o 10 mg/litro expresado como SO2.
13. Altramuces y productos a base de altramuces
14. Moluscos y productos a base de moluscos
Si en nuestro producto existe como ingredientes o existe el riesgo de que se haya contaminado por alguno de los productos del listado anterior hemos de indicarlo en la etiqueta.

Gluten

En el caso del gluten existe un normativa comunitaria, el Reglamento (CE) Nº 41/2009 sobre composición y etiquetado de productos alimenticios para personas con intolerancia al gluten.
Este reglamento establece las condiciones que deben de reunir los alimentos que se comercialicen haciendo mención a su adecuación para satisfacer las necesidades nutricionales particulares de las personas con intolerancia al gluten.
El Reglamento (CE) Nº 41/2009 se aplica tanto a los alimentos especialmente destinados a este colectivo - dietéticos-, como los alimentos de consumo ordinario que puedan ser consumidos de forma segura para la población celiaca.
El Reglamento fija las siguientes denominaciones de venta para los productos destinados a la población celiaca:
"sin gluten" en el caso de alimentos dietéticos y de consumo corriente con contenidos de gluten inferiores a 20 mg/kg
"muy bajo en gluten", solo en el caso de alimentos dietéticos con contenidos de gluten entre 20 y 100 mg/kg
Este Reglamento también establece que no se pueden utilizar estas indicaciones, de conformidad a la norma general de etiquetado, para promocionar productos que de forma natural no contienen gluten como serían el arroz, el azúcar, la leche, los zumos 100% de frutas, los huevos, la miel, etc.

Analizaremos ahora los requisitos establecidos por el nuevo reglamento

En los dos vídeos siguientes os explicamos cómo se han de identificar los alérgenos presentes en el alimento en la etiqueta del mismo.

Otro aspecto relevante del Reglamento 1169/11 es el relativo a la información sobre alérgenos de productos que no vayan preenvasados. En el siguiente vídeo se comenta este aspecto.

Para terminar este apartado, comentamos el uso que en determinadas ocasiones se hace de declaraciones relativas a la posible presencia de alérgenos en el alimento:

Etiquetado de alérgenos en el vino

Para terminar el tema de los alérgenos vamos a comentar el REGLAMENTO DE EJECUCIÓN (UE) Nº 579/2012 DE LA COMISIÓN de 29 de junio de 2012 que modifica el Reglamento (CE) n o 607/2009 por el que se establecen determinadas disposiciones de aplicación del Reglamento (CE) Nº 479/2008 del Consejo en lo que atañe a las denominaciones de origen e indicaciones geográficas protegidas, los términos tradicionales, el etiquetado y la presentación de determinados productos vitivinícolas
Cuando la presencia de productos a base de huevo o leche empleados en la fabricación de los vinos sea detectable a través de los métodos de análisis fijados en el Reglamento (CE) nº 1234/2007 será obligatorio mencionarlos en el etiquetado utilizando las menciones siguientes:
Menciones relativas a los sulfitos: “sulfitos” o “dióxido de azufre”
Menciones relativas a los huevos y los productos a base de huevos: “huevo”, “proteína de huevo”, “ovoproducto”, “lisozima de huevo” u “ovoalbúmina”
Menciones relativas a la leche y los productos lácteos: “leche”, “productos lácteos”, “caseína de leche” o “proteína de leche”
Este requisito será aplicable a los vinos elaborados total o parcialmente a partir de uvas de la cosecha de 2012 y años siguientes y etiquetados después del 30 de junio de 2012.

montactik